CLOSE-UP nº 8 : Sandra Bruna | Cast

Sandra BrunaENTREVISTA CLOSE-UP

Después de hacer unas fotos por la calle, para hacer un poco de tiempo, llego puntual a la cita con Sandra Bruna. La Sandra Bruna Agència Literària se convierte en un referente en el panorama de las letras, como una especie de soplo de aire fresco que nos reaviva del sopor cotidiano y nos abre los ojos para disfrutar del paisaje literario.

Ll.B.: Hola, Sandra. Cuéntame cómo empezaste esta aventura.

S.B.: Yo cuando salí de Selectividad, con dieciocho años, me apunté a Filología. No sabía si catalana o hispánica. Estaba como indecisa. Trabajé por las mañanas en otra agencia, la de Mercedes Casanovas. Y allí es donde me formé, trabajando durante 10 años. Entonces, a partir de ese momento, como tenía veintiocho años, era muy joven y había cogido mucha experiencia, empecé a recibir ofertas para hacer de editora, Y tuve que elegir si mirar el mundo editorial desde la otra parte o desde la misma, Y aquí me quedé.

Ll.B.: Sí…

S.B.: Había muchos escritores que ya había hecho míos, porque Mercedes lo permitió, y ellos también me animaron a que hiciera la aventura en solitario. Mucha gente me decía: “Vamos, ¿por qué no lo haces tú misma?”. Y al final, entre todos, me animaron y nos lanzamos a la piscina de cabeza. Yo estaba sola con una compañera que me ayudó también a hacer el salto, pero mi madre, se incorporó muy pronto el equipo, para llevar el tema contable y todavía lo hace, y de maravilla. Y entre las tres abrimos la nueva agencia literaria, hace ya doce años, casi trece.

Ll.B.: Doce años, muy bien.

S.B.: Y luego hemos ido incorporando más miembros de la familia: mi padre se quiso jubilar de lo que hacía, que siempre había hecho marketing con diferentes empresas y de comercial en otras. Y como su pasión es la lectura, dijo: “Yo me he prejubilado, pero vengo aquí a ayudar a hacer lecturas o lo que sea necesario”. Y mi hermano, se incorporó también enseguida para aprender la parte económica y algún día poder sustituir mi madre. O sea, ¡que aquí ya somos cuatro!. Y una reciente incorporación en el departamento comercial, Georgina Lliró, que es mi prima, y también lleva la sangre literaria en las venas, y eso se nota. Ya ves, somos una empresa muy familiar.

Ll.B.: Muy bien.

S.B.: Si, es divertido y a la vez complicado, pero intentamos llevarlo bien.

Ll.B.: Una empresa familiar, vaya. Otra cosa. Habéis descubierto autores y pensado: “¡Vaya! Me di cuenta que tenía mucho talento, le hice el seguimiento y ¡fíjate! Hemos podido hacer el lanzamiento de un libro…”, ¡qué suerte!

S.B.: El descubrimiento que nos lanzó más, fue, sin duda,”La Catedral del mar“, de Ildefonso Falcones. Fue el éxito super ventas, y claro, eso nos posicionó muy bien. Pero después han habido muchos más autores. Que incluso desde cero, como si dijéramos, han ido subiendo conmigo y creciendo, tales como: la Care Santos (que ahora acaba de ganar el Premi Ramon Llull), Francesc Miralles, Martí Gironell, Gaspar Hernandez… Todos estos los hemos ido descubriendo. Algunos han sido más fenómenos que otros. Porqué, claro, fenómenos de estos tan sorprendentes hay uno cada X tiempo, pero son, todos ellos, autores que han crecido con nosotros y han ido madurando su carrera.

Ll.B.: Claro.

S.B.: ¡Y cada vez van a más! Y eso es lo bonito del trabajo, ¿no?

Ll.B.: Sí… ¿Qué parte de negocio y de pasión ponéis?, ¿qué porcentaje?

S.B.: ¿De negocio y de pasión?

(Risas)

S.B.: De pasión yo creo que ¡el cien por cien! Sí … Este es un negocio donde realmente te gusta muchísimo lo que haces. Es muy duro. Es un tema de estar siempre en medio: entre la editorial y el autor. Y no es nada fácil hacer este trabajo. Tienes que tener como muchas cualidades, porque dices: “¿Qué perfil debe tener un agente literario?”. Debe tener muchísimas cosas a la vez, por así decir. Tienes que saber leer un manuscrito y decir la tuya, debes saber idiomas, debes saber vender, debes tener una parte comercial muy clara, y de marketing, porque claro, siempre tienes que estar vendiendo aquí, y fuera, en todo partes. Tienes que tener un abanico de posibilidades muy generoso y hacer muchas cosas a la vez y muy diferentes. Entonces, el perfil de personas que puedan hacer esto no es algo que por el hecho de haber estudiado filología me haré agente literario. Hombre, debes tener muchas más cualidades o incluso diría “dones” para poder hacer este trabajo, y creo que siempre es mejorable.

Ll.B.: ¿Más instrumentos, no?

S.B.: Sí. Entonces, la pasión, yo creo que el hecho de que guste, es el cien por cien. Porque si no, realmente, al final, no puedes terminar haciendo el trabajo. El negocio debe estar, la parte empresarial, que a mí es la que menos me gusta hacer, también debes hacerla, y saber controlar porque sino el barco se puede hundirse. Por lo tanto, es un trabajo complejo donde los haya, pero que como reto está realmente bien.

Ll.B.: Claro.

S.B.: Tienes que hacer muy bien los números. Se han de cuadrar … Es un negocio donde la comisión es muy pequeña y todo debe salir como habías previsto.

Ll.B.: Muy bien. Vosotros estáis presentes en ferias nacionales e internacionales, eventos…

S.B.: Claro, vamos a todas las importantes: Frankfurt, Londres y Bolonia, no nos las saltamos casi nunca. Londres quizás algún año. Pero vaya, estamos en las tres más importantes siempre. Y lo que intentamos es mantener el contacto con todos los editores. Ahora, a través del correo electrónico todo es más fácil. Antes, quizás, teníamos que hacer algún pequeño viaje a París, para ver a los franceses, hacíamos otra viaje a Portugal para ver los portugueses, pero aparte de las ferias. El mail nos ha facilitado mucho este tema, y los Skypes, también, todo lo que es tecnología … Pero, claro, una gran parte de nuestro trabajo es estar en contacto con la gente. No solo es un mail … sino saber darlos a conocer, saber qué quieren, cómo lo quieren, y eso con cada editor y en diferentes países. Pues eso, un trabajo divertido.

Ll.B.: Tienen un perfil diferente y tienes que saber cómo entrar…

S.B.: Exacto. Saber cada uno lo que quiere y cómo lo quiere es una parte importante del trabajo. Así es más fácil vender.

Ll.B.:Perfecto. Ahora, que se acerca Sant Jordi, ¿tienes algunos proyectos, lanzamientos…?

S.B.: Si muchos. Tenemos ya seis autores en las listas de los más vendidos y esperamos que todos tengan éxito, por nolsatres son los mejores.

Risas

S.B.: Ha sido un año de muchas novedades para Sant Jordi. Ha salido el último (libro) de Martí Gironell, El primer heroi; el de la Care Santos, Desig de xocolata, que yo creo que este es un libro que la gente elegirá por Sant Jordi. La gente siempre elige los premios literarios. Tenemos este componente. Todo suma. Existe el Premi Plà. Els embaixadors de Albert Villaró. També hi ha La terapeuta de Gaspar Hernández… Tenemos Faré tot el que tu vulguis de la Iolanda Batallé, que desde noviembre pasado ¡está en las listas de los más vendidos! Bueno, no nos podemos quejar. Y habrá alguna sorpresa más seguro.

Ll.B.: Genial. Esto es importante. Vi que vuestra agencia había colaborado con una causa benéfica. ¿Como surgió esta idea?

S.B.: Nos inventamos … (risas), esto de las camisetas, que llevan el lema: La literatura alimenta. Yo siempre pensaba: “¡Jo!, la cultura, es algo de lo que nos quejamos mucho, y con razón, pero somos un sector donde creo que pedimos más ayudas que las que podemos aportar, como si dijéramos. Por ejemplo, los deportistas, los famosos, siempre participan cuando llega Navidad en cosas benéficas, y la gente hace aportaciones, porque creo que somos un país solidario. Por tanto pensé , ¿Por qué no nos inventamos un lema donde la literatura también pueda ayudar ” . Vi el anuncio este de Educo del bocadillo mágico (el bocata mágico ). ” Pan con pan y lo de dentro nos lo imaginamos”, decía. ¡Ostras! Nosotros somos los de la imaginación. Pues, venga va, llamé a Educo y les dije: “Oye, ¿qué os parece si hago una campaña con el lema La literatura alimenta? Y nuestros autores harán un día solidario”. El doce de diciembre hicimos un día de puertas abiertas, un día solidario, que ponían seis euros adquiriendo una camiseta con nuestro lema. Esta hucha con todas las aportaciones la dimos a Educo al cien por cien. ¡Fue magnífico!

Ll.B.: Muy bien. Fantástico…

S.B.: Sí, fue un poco como si se me hubiera ido la cabeza, porque casi no había tiempo para hacerlo todo, pero ¡yo me encontré super bien! Fue un trabajo increíble montarlo todo, pero con el apoyo de mi equipo y los escritores, reaccionamos magníficamente. Creo que ahora ya tendremos, cada año, ¡La literatura alimenta alguna cosa!

(Risas).

Ll.B.: Te pedí que trajeras un objeto que te gustara tener contigo. ¿Qué has elegido?

S.B.: He escogido esta estatua de San Jordi, que me regaló mi abuela cuando empecé la Agencia. Porque mi abuela es de esas, bueno, ya sabes, sufridora. Las abuelas siempre son sufridoras, pero siempre confiaron en mí y ella me dijo: esto te traerá suerte, y no me quejo, y es un recuerdo que lo quiero mucho.

Ll.B.: ¿La nieta, no?

S.B.: ¡Sí! …(más risas)… Y enseguida me regaló, además del San Pancracio, esta estatua tan bonita, de bronce. Yo siempre pienso que me ha traído buena suerte.

Ll.B.: ¡Y tant0…!

S.B.: Son aquellas cosas … Me han regalado muchas cosas para que tenga buena suerte. Pero ésta, como es de la abuela, le tienes como un aprecio especial.

Ll.B.: Exacto. Muy bien. ¿Puedes destacar algún proyecto a medio o largo plazo?

S.B.: ¿De autores?

Ll.B.: Autores que estéis trabajando…

S.B.: De hecho siempre tenemos novedades. Ahora estamos con el Sant Jordi y después vendrán los libros que salen en la feria de Madrid. Muchos son catalanes traducidos al castellano. Porque hemos conseguido editor en este idioma también. Y hay gente nueva, por ejemplo, que todavía no ha salido pero que hemos colocado. Hoy en día que una nueva voz encuentre editor es muy complicado.

Ll.B.: Claro…

S.B.: Hay dos autores, sobre todo, que me han gustado mucho: Francisco Blanco, que tiene una novela que de momento se titula PROYECTO XI, y la hemos vendido a Suma.

Ll.B.: Ah, muy bien…

S.B.: Y es una nueva voz. Y luego hay otra, Susanna Rodriguez, que la hemos vendido a Grijalbo Mondadori. Son dos autores completamente nuevos, y en una época como ésta, conseguir encontrar unos buenos editores, la verdad, es todo un lujo. Después, nosotros, hemos abierto un servicio nuevo, como agencia, que es un servicio editorial para nuevas voces. Una plataforma digital llamada SB e&books, ¿no sé si la conoces?

Ll.B.: Sí, te quería preguntar sobre esto.

S.B.: Es un proyecto que nos funciona de maravilla. Es como un test market, no decimos que no a las nuevas voces, que los vemos talento, y les proponemos un servicio editorial muy completo, pero primero tienen que pasar la criba de que la novela tiene unos mínimos.

Ll.B.: Clar0…

S.B.: Para saber si la novela tiene calidad.

Ll.B.: Sí.

S.B.: Si la obra tiene calidad entonces si pueden acogerse al servicio. Y si no tiene calidad les decimos que no, aunque sea un servicio de pago. Lo primero es la calidad antes que ganar dinero con algo que puede perjudicar primer autor y luego a nosotros, pero principalmente al autor porque una primera mala novela te puede hacer mucho daño. Si entonces ellos nos piden ayuda para hacer un editing, también lo hacemos. O sea, es una empresa de servicios, para no decir que no a las nuevas voces, pero donde no tengamos todos tantos riesgos. Realmente, tal y como está el mercado sino buscas nuevas vías, es complicado.

Ll.B.: Si…

S.B.: Ya hemos publicado veintidós dos autores a la plataforma. Y estando distribuidos en las ciento veinte y cuatro plataformas que se han juntado con nosotros, la verdad, estamos muy contentos.

Ll.B.: Genial.

S.B.: Funciona muy bien. Y además, de cara a los editores, que me decían: “Vaya! Ahora nos vas a hacer competencia; serás como un editor más!”

Ll.B.: Ha-haha!

S.B.: No, no, no… Es un servicio que hacemos tanto para los autores noveles como para los editores. Cuesta mucho que los editores compren nuevas voces. Entonces, ¿qué hago? Ya les hago el test-market aquí. Y el riesgo es menor. Es un servicio que hacemos tanto por los autores noveles como para los editores. Cuesta mucho que los editores compren nuevas voces. Entonces, ¿qué hago? Ya les preparo el test-market aquí. Y el riesgo es menor.

Ll.B.: Claro.

S.B.: Y les digo: “Mira: Han habido tantas descargas. Lee la opinión del lector final a Amazon, Apple. Descubre qué opinan los lectores …”. Y ya hemos conseguido que una de estas autoras nos la hagan en papel.

Ll.B.: Excelente.

S.B.: Es otra manera de vender a los editores, no? Yo creo que el modelo de agencia tradicional debe cambiar un poco. Debemos re-inventar, el mercado está cambiando y nosotros también tenemos que cambiar con él.

Ll.B.: Las nuevas tecnologías te obligan a vivir la inmediatez del momento, a vivir en un presente constante.

S.B.: Exacto.

Ll.B.: Perfecto. Encuentro que haces un muy buen trabajo y te deseo ¡mucha suerte!

S.B.: ¡Esperemos! Aquí picamos mucha piedra. Ha sido un trabajo difícil siempre. De gran complejidad, pero con la crisis lo hemos notado aún más. Pero hay que reinventar constantemente, incluso en el mundo editorial, en este momento de grandes cambios. De todos modos, moviéndonos, haciendo camino, es como podremos seguir. Si nos quedados quietos, aturdidos, sólo quejándonos, no haremos nada.

Sandra me obsequia con una novedad de Sant Jordi. La leeré, seguro. El olor de celulosa del papel, sobre todo cuando paso las hojas que acabo de abrir por primera vez, me recuerdan los libros de mi infancia, parece que sea un niño que quiere abrir el sello del tiempo, conquistar los misterios de la escritura de pronto y curiosear las historias de un autor desconocido. Las letras del pergamino impreso me dejan en un estado de fascinación irresistible. La tinta, vibrante, cabalga entre las hojas, es casi imposible no leer ni una línea. ¡Resiste! No puedo…

(…) Es bonito esto de ser agente literario. Complejo. Por suerte hay personas como Sandra Bruna que hacen de puente entre los editores y los autores. ¡Muy bien, Sandra!

Texto y fotografías: Lluís Bussé © 2014
Twitter: @lluisbusse
E-mail: lluisbusse@gmail.com